unnamed.jpg

Los niños sí hablan de emociones

En este curso cada niño(a) aprende a solucionar situaciones por medio de la autorregulación de sus emociones, disminuyendo así el enojo, la ansiedad, la falta de tolerancia y el estrés.


¿Qué van a obtener? Herramientas que le permitirán mejorar la autoestima, la confianza y la seguridad en si mismo; sabiendo la importancia de conocerse a si mismos y lo importante de sus decisiones.


¿De qué manera? Con dinámicas, juegos y reflexiones. Se vivirá una historia divertida de piratas en la que estarán desarrollando talentos y habilidades.

Imparte: Gabriela González A.

unnamed.png

Emotional Party: Hablemos de emociones (10 a 14 años)

La capacidad del adolescente para expresar lo que piensa y siente, varia por razones como los cambios hormonales, el sistema familiar, la cultura, la sociedad, el colegio y más
Sin embargo lo cierto es que entre mayor apertura para expresarse "asertivamente" , las y los adolescentes atraviesan esta etapa de una manera mucho más positiva y con mejores posibilidades de entrar a la etapa siguiente
Por ello abrimos este curso para acercar a nuestros jóvenes a un camino que construyen juntos.

¿Qué van a obtener? Estrategias para expresarse, herramientas para pertenecer a grupos que se motiven a sacar lo mejor de cada uno y contagien la alegría de esa etapa. Evitar caer en momentos de depresión, tristeza, enojo o tener la sensación de no ser aceptados.

Imparte: Gabriela González A.

unnamed (1).jpg

Aprovechando mis recursos mentales (Jóvenes de 14 a 18 años) 

Cada participante dará respuesta a toda la inconformidad que presentan a esta edad para canalizarla a descubrir lo que realmente son y la importancia de los cambios que pueden aportar al mundo. Llevando así sus talentos y potencial hacia metas que despierten su inspiración, su motivación y les den sentido a sus inquietudes, transformándolas en cambios positivos en ellos mismos a través de la acción o situación que se enfrenten en su vida cotidiana.

¿Qué van a obtener? Herramientas para descubrirse en la mejor etapa del ser humano al encontrar su para qué a tan corta edad. Poder relacionarse de manera sana con los adultos. Contribuir ante lo que la sociedad y el mundo necesita con capacidad de generar nuevas propuestas e ideas. Eliminar todas las creencias negativas relacionadas a la adolescencia, transformándolas en positivas hacia un cambio en su persona y manera de ser con los demás.
La habilidades para aprender no solo es educación académica, nuestros recursos mentales  nos sirven para la racionalidad y para vivir de una manera más sana y con paz

Imparte: Gabriela González A.